Sony muestra los poderes de su espectacular proyector 4K de tiro ultra corto    


    Sony se mostró muy activa en el pasado CES de Las Vegas, y entre los productos que desveló estaba este proyector, al que han bautizado como Sony 4K Ultra Short Throw Projector, y que como su propio nombre indica es un proyector de tiro muy corto. 




    Las prestaciones de esta solución parecen a priori espectaculares, y van más allá de ese llamativo diseño que permite colocar este proyector casi literalmente pegado a la pared en la que queremos proyectar la imagen. 

    En Sony ya han desvelado todas las características de su nuevo proyector, que hace uso de un diodo láser para proyectar una imagen que según el fabricante tiene una diagonal mínima de 66 pulgadas pero que puede alcanzar las 147. El proyector ofrece además 2.000 lúmenes de flujo luminoso.


Un proyector 4K de verdad

    Además de eso este proyector de tiro ultra corto ofrece soporte de resoluciones DCI 4K, lo que significa que es un proyector 4K real (4.096 × 2.160 píxeles de resolución) frente a los proyectores y televisores UHD (3.840 × 2.160) que los fabricantes publicitan como 4K aunque no lo sean.



    La calidad de imagen parece garantizada gracias a la utilización de 3 chips SXRD, la adaptación de Sony de la tecnología LCOS que trata de combinar lo mejor de los mundos DLP y LCD en el segmento de los proyectores.


    La inclusión de las tecnología X-Reality PRO y de la famosa TRILUMINOS se suman a un despliegue técnico notable. Esas prestaciones en el apartado de la imagen se combinan con un diseño singular y modular en el que entre otras cosas encontramos elementos específicos para los altavoces y que sin duda entusiasmará a usuarios que quieren evitarse los incómodos montajes del proyector en techo o pared.


El precio


     Esa circunstancia no parece ser obstáculo para el rendimiento de un proyector que se sitúa en una gama más que alta en precio. Aunque de momento no hay confirmación oficial, se habla de que este proyector oscilará entre los 30.000 y los 40.000 dólares.



    No obstante la tecnología de proyectores de tiro muy corto puede estar al alcance de casi todos los públicos tras el lanzamiento reciente también del Philips Screeneo, que se sitúa en una gama mucho más comedida (aunque las prestaciones lo justifican) y cuesta 1.690. En Sony han querido ofrecer un equipo mucho más ambicioso, y el resultado, hay que admitirlo, es fabuloso.
 
Top