Nokia ha llevado a cabo con éxito una prueba real de su tecnología 4G, conocida con el nombre de Long Term Evolution (LTE), en la que ha alcanzado picos de velocidad de hasta 173 Mbps. El test, que se ha efectuado en Berlín, ha superado los resultados conseguidos en ocasiones anteriores. Eso, claro está, de acuerdo a la información aportada por la propia multinacional finlandesa.

Long Term Evolution (LTE) es un proyecto conjunto que está desarrollando el 3GPP, un consorcio formado por el European Telecommunications Standards Institute (ETSI), la Association of Radio Industries and Businesses/Telecommunication Technology Committee (ARIB/TTC), la China Communications Standards Association (CCSA), la Alliance for Telecommunications Industry Solutions (Norte América) y la Telecommunications Technology Association (Corea del Sur) y que cuenta con el apoyo de compañías tan conocidas como Nokia, Nortel, T-Mobile, Vodafone, France Telecom/Orange o Alcatel-Lucent.

El objetivo de todas ellas es poner en marcha en un plazo aproximado de 2 años un nuevo estándar que mejore las prestaciones de la tecnología 3G actual. Sin ir más lejos, con LTE debería ser posible alcanzar velocidades de bajada sostenidas de 100 Mbps y 50 Mbps de subida.

 
Top