Científicos de Gran Bretaña han desarrollado una nueva tecnología destinada a incrementar la seguridad de las conexiones inalámbricas. Dos científicos de la universidad de Lancaster han desarrollado un sistema que permite establecer una conexión inalámbrica segura entre teléfonos móviles sosteniéndolos en la misma mano y agitándolos.
Los científicos dicen haber encontrado una solución inteligente a un problema clásico; ¿cómo estar seguro de que se ha establecido una conexión inalámbrica con el teléfono correcto?. Actualmente es necesario seleccionar la unidad en cuestión de una lista y luego digitar un código, que en la mayoría de los terminales es “0000". A juicio de los científicos, tal sistema implica por definición un agujero de seguridad.
Por tal razón, sugieren usar el acelerómetro incorporado en la mayoría de los teléfonos celulares, con el fin de medir las oscilaciones que se generan al agitar los aparatos. De esa forma, únicamente al agitar dos teléfonos sostenidos en la misma mano, el patrón de oscilación será coincidente en un 100%.
El sistema también puede ser usado para crear una conexión inalámbrica entre un teléfono móvil y una impresora. En tal caso, los investigadores indican que es necesario golpear la impresora con el teléfono móvil. La ventaja del nuevo sistema es que no requiere la instalación de nuevo hardware, debido a que numerosos teléfonos móviles vienen con un acelerómetro incorporado.
A futuro, la tecnología Shake-to-connect también puede ser usada para transferir dinero entre tarjetas de crédito, sosteniéndolas en la misma mano y agitándolas, anuncian los científicos. Realmente algo muy inovador.
 
Top