En Google tienen el dinero por castigo, de ahí que no reparen en gastos a la hora de comprar cualquier compañía que haya desarrollado una tecnología que crean pueda servirles para mejorar y expandir los servicios que ofrecen. Si cuesta 6 millones de dólares, pues se pagan; si en lugar de 6 vale 125, tampoco hay problema; si con 100 no hay suficiente y les piden 1650 millones, los desembolsan igualmente; y si no son 1650 sino 3100, se paga y punto. Será por dinero.

La última compra que han cerrado es la de Postini, una firma de seguridad que se encarga de proteger las comunicaciones online, ya sean mensajería instantánea o correo electrónico, de más de 35.000 empresas y 10 millones de usuarios de todo el mundo. ¿El precio a pagar? 625 millones de dólares en efectivo. Casi nada.

Con este movimiento, el buscador refuerza aún más su apuesta por las Google Apps, el conjunto de aplicaciones online dirigidas a empresas que incluyen servicios como Gmail, Google Talk, Google Calendar, Google Page Creator. En el punto de mira está Microsoft, líder del segmento ofimático en el escritorio, al que el buscador quiere plantar cara apostando por soluciones online.

Y es que, tras adquirir Postini, Google será capaz de ofrecer medidas de seguridad avanzadas que funcionarán de manera integrada con el resto de paquetes de Google Apps, una mejora del todo punto necesaria para hacer atractivas estas aplicaciones a un número mayor de grandes compañías.

Coincidiendo con esta compra, el buscador ha dado conocer que desde que lanzó Google Apps en agosto del año pasado, ya son más de 100.000 empresas las que utilizan este servicio, una cifra que aumenta a razón de 1000 nuevas altas al día. Es de esperar que las mejoras que está añadiendo a este conjunto de aplicaciones hagan que el número de compañías que apuesten por él se incremente considerablemente en los próximos meses.
 
Top